Regristro Propiedad Intelectual POEMAS N° 256.673.-
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

FRONTERA


La piedra que lanzo
vuelve en avalancha sobre este muro hambrienta
escombro del destino
ruido de huesos
cordillera tumultuosa
donde la huella rueda a la diana.

Costumbre humana
vuelve en cenizas sobre las cabezas nuevas
pira de verbos
incendio tradicional
donde la irracional palabra edifica hechos.

Dónde la piedra
dónde la palabra
si la carne y la sangre es vuelo de mariposa
frontera última del alma sidérea.


PUELCHE ©

21 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Nos queda la palabra como esa piedra que delata lo injusto.
Un beso
Mavi

Marinel dijo...

La palabra puede ser dura, como la piedra y como tal hacer mucho daño,sin duda.
Incluso nos hacen tropezar y se nos vuelven como boomerang,pero...
¿Qué haríamos sin ellas?
¿Qué haríamos sin las piedras también?
¿Con qué construiríamos muros físicos y otros...?
Besos.

Rafa Hernández dijo...

No cabe duda de que hay palabras más duras que las piedras, pero a veces más duro es callarse, tragárselas y no decir lo que piensas. Y que tan malo es esta situación tanto para uno mismo como para él que tiene que oírlas.

Besos Elisa.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Una conducta humana, entre conceptos de lo telùrico y material...UN abrazo. Carlos

Mª Jesús Muñoz dijo...

El cuerpo y el alma luchan por ser como esa piedra y esa palabra, que vuelven siempre a sus dueños...Preciso y profundo poema,que nos invita a reflexionar,Elisa.
Mi gratitud y mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

maria del carmen nazer dijo...

Un poema profundo y contundente.
¡bellísimo !
Un cierre MAGISTRAL.
..." Donde la piedra
donde la palabra
si la carne y la sangre de mariposa
frontera última del alma sidérea. "
Tu final es FASTUOSO. ¡ te felicito !
Un verdadero gozo leerte.
Besos del alma.
¡buen descanso ! :)

El collar de Hampstead dijo...

Tus palabras finales me encantaron.

La piedra ,tan obvia,frente a la etérea alma sidérea...

Un besito!

Julia dijo...

Ha estado un regalo el visitar tu bloc, te invito visitar el mio y si te gusta espero que te hagas seguidora.
Elracodeldetall.blogspot.com

Julito Chés dijo...

Tienes días buenos y malos pero el de hoy, lo sabes, es superior.
Un beso inspirado.

elisa lichazul dijo...

mil gracias por sus lecturas y opiniones
abrazos

Rafael dijo...

Porque es precisamente difícil trazar esa frontera y más si está llena de escombro y recuerdos de un destino inacabado.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

No malgastes piedras ni palabras con lo que no lo merece.

Yo debería hacer lo mismo.

Besos.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Llega la palabra y suele herir más que una piedra, a pesar de que la poesía la suaviza.

mariarosa

José Manuel dijo...

La frontera humana que crean ciertas palabras pueden llegar a ser tan duras como la piedra.

Besos

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus opiniones
besitos

carmensabes dijo...

Igual que los versos las huellas ruedan y ruedan, siempre llegarán al sitio que le corresponde...

Besicos.

TriniReina dijo...

Normalmente vuelven a nosotros las palabras. Ojalá no volviesen las piedras, pero nuestras fueron.

Besos

Milena dijo...

Resonancias... reacciones...
todo pesa y todo es nada.

Es siempre un placer leerte Elisa

Buen día, abrazos

Manuel López Paz dijo...

Piedra y palabra...un símil interesante...

Besote guapa

elisa lichazul dijo...

mil gracias por sus palabras sembradas

besitos

Jerónimo dijo...

Nos creemos capaces de golpear y al final siempre los golpeados somos nosotros, ingenuos mortales.
Piedra y palabra como armas arrojadizas con vocación de boomerang.

A veces cuesta descifrar tu poesía (suponiendo que se consiga) pero es muy fácil sentirla.

Abrazos Elisa.