Regristro Propiedad Intelectual POEMAS N° 256.673.-
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

ZARPAZO


Debajo de las uñas
cual cortinas oscuras están esos luceros apagados
dándose aliento de esclavos
vidas apiñadas
belleza oprimida
ghettos hermanados
su brillo es la oportunidad menesterosa
donde las baldosas se hacen ecos de sus pasos
cuantos bajo un sol indiferente
que les ve moverse entre las calles estrepitosas
nada hay en el horizonte
todo lo procuran del bote de la esquina
de la puerta trasera que da al callejón
por donde el amor se procura a cambio de una jalada.

Bajo las uñas
la realidad da su mejor zarpazo.

PUELCHE ©

12 comentarios:

Rafael dijo...

Bajo la uñas late la sangre y se estremece un cuerpo.
Un abrazo y feliz día querida Ely.

Ricardo Gonzalez dijo...

La relidad es asi...te arrebata los sueños...y te golpea en desamos...abrazo.

Rafa Hernández dijo...

Muy lindo Elisa, pero lo mejor que hay es dejarse crecer las uñas, y arañarles en las entrañas a todos lo que quieren jodernos, que sabes que son muchos.

Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Una realidad muy cercana, que trata de respirar, de vivir...aunque sea bajo las uñas.Buena crítica con matices solidarios y humanos, amiga..
Mi felicitación y mi abrazo,
M.Jesús

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez más opresión.
Cada vez más hartazgo.

Besos.

maria del carmen nazer dijo...

Fuerte y duro Elisa.
Una realidad convertida en versos. Sin anestesia.
Besos del alma.
¡FELIZ DIA !! :)

El collar de Hampstead dijo...

Devastador...pero cierto.

Los luceros están apagados.

Besitos.

Mavi en blanco dijo...

Realidad penosa.¿...qué hacer?
Besos
Mavi

Kifaru Alfageme dijo...

so strong!!!
Fer

elisa lichazul dijo...

besos a cada uno
:D

TriniReina dijo...

La realidad es desgarradora la mayor parte de las veces.
Y más la realidad de la pobreza

Besos

Meulen dijo...

Nunca nada bueno , menos digno
se ha forjado entre esas paredes...
aunque la quimera nunca debe soltarse
algunos viven toda una